Contacta con nosotros





He leído y acepto la Política de Protección de datos

 

Cuidado y mantenimiento de las estructuras metálicas.

Mantenimiento de estructuras metálicas - EMS

Cuidado y mantenimiento de las estructuras metálicas.

Como reza nuestro nombre comercial, la fabricación de estructuras metálicas es la principal actividad de nuestra empresa. Y por ello, sabemos mejor que nadie qué se debe hacer para conservarlas en perfecto estado a lo largo del tiempo. ¿Quieres conocer los cuidados básicos que debes aplicar a estas estructuras? Te lo contamos aquí.

La importancia de cuidar las estructuras metálicas.

No realizar un buen mantenimiento de las estructuras metálicas se ha convertido en un problema económico para muchas empresas e instituciones públicas que ven cómo tienen que invertir dinero en la reconstrucción de instalaciones con estructuras dañadas.

Evidentemente, no se cuidará de igual manera una estructura metálica ubicada en un espacio exterior y expuesta a la acción directa de los diferentes agentes climáticos que una estructura metálica ubicada en un espacio interior. Pero, en cualquiera de los dos casos, es fundamental realizar revisiones periódicas y un mantenimiento cada cierto tiempo para alargar y preservar su ciclo de vida.

¿Quieres saber cuáles son los elementos que más afectan a la conservación de las estructuras metálicas para saber dónde debes poner el foco? Pues los principales agentes que causan su deterioro son la incidencia de la lluvia, la humedad, el sol, las heladas, el viento, la polución y la salinidad. Una acción continuada de estos agentes sin que se tomen ningún tipo de medidas puede provocar corrosiones en las estructuras metálicas que pongan en peligro su estabilidad y provoquen un problema de resistencia mecánica.

Evitar la humedad y la corrosión.

Como decíamos, los diferentes agentes que intervienen en su deterioro pueden causar estragos, aunque la combinación de humedad y corrosión es, sin duda, la más mortal para las estructuras metálicas. ¿Qué hacer para evitar su acción?

La corrosión se produce sobre la superficie de las estructuras metálicas que entran en contacto con un electrolito (sustancia que conduzca electricidad como el agua). Para evitar que esto suceda, se debe encontrar la forma de evitar que dichos elementos entren en contacto.

Además de secar las estructuras que estén al alcance, en otros casos habrá que decantarse por medidas pasivas de inhibición y protección de las superficies metálicas como, por ejemplo, aislando esas superficies con un revestimiento orgánico que puede ser un proceso de galvanizado o también puede ser la aplicación de algún tipo de pintura o barniz que cree una película protectora.

Consejos generales de mantenimiento de estructuras metálicas.

Como fabricante de estructuras metálicas con gran trayectoria, si tenemos que decantarnos por unas medidas básicas de cuidado y mantenimiento de estructuras metálicas serían estas:

  • No soldar ni taladrar elementos adicionales que podrían mermar la resistencia de los elementos o modificar el estado de las cargas.
  • Evitar todo tipo de fugas de agua o de otros fluidos que puedan provocar oxidaciones de los aceros que se encuentran en espacios interiores.
  • Repintar las estructuras metálicas que estén pintadas cada cierto tiempo para que su pintura se conserve mejor y, de paso, protegerlas de la corrosión.
  • Someter las estructuras a una reparación inmediata en el momento en el que aparece una fisura o una grieta, para evitar que vaya a más.
  • Contactar con una empresa especializada para aplicar medidas preventivas que eviten el deterioro de las estructuras. Lo ideal es realizar una revisión al año y un mantenimiento integral cada 5 años.

 

En todo caso, en Estructuras Metálicas Serrano e Hijos podemos ayudarte asesorándote sobre qué debes hacer para prolongar el ciclo de vida de las estructuras metálicas presentes en tu lugar de trabajo o residencia. Llámanos para cualquier consulta.

 

Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.